Serbia sufre para derrotar a una dura Polonia (25:21)

El segundo partido de la primera jornada del grupo B del Mundial de balonmano femenino de España 2021, dejó un gran encuentro entre la selección de Serbia y la selección de Polonia, (25:21, 16:13 al descanso) en el Pabellón Plà de l’Arc en la ciudad de Llíria, Valencia, que demostró una jornada más que la ciudad de la música se vuelca con el mejor balonmano femenino del mundo.

El partido estuvo caracterizado desde el inicio por un ritmó frenético que permitió a las dos selecciones mantener un marcador parejo los primeros 15 minutos de encuentro. La selección de Serbia empezó con la iniciativa proponiendo un gran juego combinativo que por momentos superaba a la selección de Polonia, que empezó el encuentro dormida.

No obstante, una vez lograron encontrar a sus mejores jugadoras, éstas dieron un paso hacia delante logrando penetrar la defensa serbia, en gran medida gracias a la buena actuación de sus extremos. Serbia, por su parte, seguía aprovechando el buen estado de forma de su primera línea, que creaba peligro intermitente en cada ataque que realizaban, lo que les sirvió para ponerse en cabeza en el electrónico, resultado que mantendrían una vez finalizado el primer acto. Aún así, las polacas no le perdieron la cara al partido, y una combinación de paradas de su portera Adrianna Placzek y goles de su lateral Natalia Mosek, mandó el partido al descanso con victoria por la mínima del combinado serbio, 16:13.

La afición polaca, protagonista en Pla de L’Arc

Tras un descanso donde Lola, la mascota del mundial, fue protagonista con sus bailes levantando de sus asientos a los multitudinarios grupos de aficionados polacos desplazados hasta Llíria, el segundo acto seguía con todo igual sobre el terreno de juego y la tónica del encuentro seguía siendo la misma. Las águilas blancas (que hoy vestían de rojo) impusieron de nuevo su ley y aumentaron su renta noqueando a las polacas en los primeros compases del segundo tiempo. Aunque de nuevo, las polacas, no tiraron la toalla tan fácilmente, y consiguieron mantenerse en el encuentro aupadas por la gran actuación de su portera, que tras la reanudación fue Monika Maliczkiewicz, y sobre todo por los cánticos de los aficionados polacos, que estuvieron muy activos en las gradas del Plà de l’Arc y llevaron en volandas a las suyas.

Las jugadoras de la selección de Polonia aprovecharon factores para ir creciendo minuto a minuto y recuperar así el terreno perdido anteriormente, acercándose en el marcador a tan solo un gol por debajo a falta de 10 minutos para la finalización del encuentro. Se vivían unos compases finales con los nervios a flor de piel, con opciones de victoria para ambas selecciones, cosa que se vio reflejada en las impetuosas defensas de ambas selecciones.

Los minutos finales fueron apoteósicos, y los errores en ataque de una selección de Polonia que actuó con inquietud, los aprovechó y de qué manera la selección Serbia, finalizando con efectividad la gran parte de sus ataques finales. Tras un partido disputadísimo, la selección serbia demostró más carácter lo que le permitió obtener su primera victoria en su debut en este mundial de balonmano femenino de España 2021,(25:21) para decepción de las polacas, que ya esperan su próximo partido contra la selección de la Federación de balonmano de Rusia para resarcirse y estrenar así su casillero de puntos.

Arne Senstad, entrenador polaco felicitó el juego de sus rivales: “Han sido mejores en partes del juego, hemos tenido muchos problemas en defensa. Pienso que en la segunda parte hemos jugado mejor, pero los árbitros no han pitado muchos dos minutos, penaltis y demás, y no hemos podido ganar el partido”.

Sylwia Matuszcyk, que cuajó un gran encuentro, destacó el nivel de su rival: “Nos han creado peligro en las acciones de ataque, hemos luchado. Es muy difícil competir contra equipos que son buenos como Serbia”.

Dragan Markov, seleccionador serbio, subrayó la importancia de los cambios tras el descanso: “Hemos hecho buen partido en defensa, en la segunda parte hemos sido mejores y los cambios nos han ayudado a ganar el partido. Paramos varios penaltis decisivos”.

Jovana Stoiljkovic, que anotó 6 tantos decisivos para la victoria de Serbia, destacó el cambio de actitud en defensa: “Estábamos dejando goles fáciles a Polonia que nos ha puesto las cosas difíciles, pero hemos mejorado nuestra defensa en el tramo final para ganar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.