Argentina cosecha su segundo triunfo ante China (36:24)

‘La Garra’, que actualmente vive sus horas más felices tras la histórica victoria obtenida ante Austria el pasado sábado, consigue derrotar a la República Popular de China (36:24; 17:9 HT) y finaliza así la primera fase del Mundial con dos victorias de tres posibles.

Le costó entonarse a Argentina en los primeros compases del partido en el Palacio de los Deportes de Torrevieja, pero pronto conseguía imponer su ley. Las dirigidas por Eduardo Gallardo no conseguían detener la ofensiva de China y el duelo arrancaba siendo un intercambio constante de golpes. En cambio, una vez superada esa incertidumbre y gracias a Luciana Mendoza y Elke Karsten, que dirigieron el ataque de su equipo, Argentina se fue poco a poco alejando en el marcador hasta poner considerable tierra de por medio (+8 al descanso).

En la reanudación el partido mantuvo la misma tónica a rasgos generales, aunque China apretó más que en la primera mitad a las jugadoras de Gallardo. Argentina, a pesar de ello, conseguía posiciones cómodas de lanzamiento y no perdonaba, mientras que China trataba de seguir buscando alternativas para volver a entrar en el partido, sin éxito. Así pues, la albiceleste se asegura pasar a la Main Round con dos puntos y le tocará pelear por ver hasta dónde serán capaces de llegar en este Mundial que ya es histórico para ellas.

El técnico argentino, Eduardo Gallardo, felicitó a China por el partido que hizo el conjunto asiático y se mostró “contento” por el rendimiento de su equipo. “Pasar a la Main Round, encima con puntos y habiendo jugado sólidos salvo los últimos 20 minutos contra España, da para ilusionar. Éste es el resultado de un proceso que empezamos hace tres años y ahora se está viendo que los cambios han sido favorables”. De cara a la siguiente ronda de la competición el técnico argentino apuntó que el equipo “tuvo el carácter suficiente para poder revertir la reacción de Austria” en los últimos compases. “Fue hermoso cómo jugaron, debemos creer en lo que se puede hacer”.

Por su parte, la capitana de la albiceleste, Luciana Mendoza, también se mostraba “muy contenta por cómo se dio el partido”. “Sabíamos que China es un equpio que juega diferente, que tiene un balonmano muy rápido y que teníamos que estar muy concentradas. El partido contra Austria nos hizo sentir la confianza que necesitamos y hoy creo que necesitábamos asentar eso de cara a la Main Round”

Por su parte, las representantes chinas, la entrenadora Jiaqin Zhao y la portera Chenxi Song, acordaban que “este tipo de partidos sirven para aprender y continuar creciendo”. “Hemos cometido muchos errores especialmente al inicio y eso nos tiene que servir para poder hacerlo mejor en los siguientes partidos”, decía Song.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.