Fatemeh Khalili, protagonista en la victoria de Noruega ante Irán (9:41)

Jugar contra Noruega es todo un reto, para cualquier equipo, y para Irán, en cuyo país el balonmano está tratando de hacerse un sitio, lo es todavía más. Así, el conjunto de Thorir Hergeirsson, lejos de ofrecer el 100% de sus posibilidades, conseguía firmar una contundente victoria.

El partido no tenía mucha historia. Noruega ejercía su dominio de principio a fin, prácticamente sin ofrecer alternativas a su rival, que alcanzaba los 9 tantos al término de los 60 minutos con enormes problemas. La imagen del partido, quizá del torneo, la encontramos en el momento de la entrega del MVP, que recibía la portera de Irán, Fatemeh Khalili Behfar, a pesar de los 41 goles encajados. Deportividad ante todo, dado que las mismas jugadoras nórdicas aplaudieron la decisión.

Noruega, con este resultado, certifica su billete para la Main Round, y queda a la espera de los dos puntos que restan en el choque previsto para el próximo martes ante Rumanía. Irán, por su parte, todavía se aferra a la posibilidad de alcanzar la Main Round, y para ello precisa de una victoria ante Kazajistán en su último partido.

Masoumeh Mosayebi, seleccionador de Irán: “no estamos contentos por el resultado obtenido, pero jugar contra Noruega ha sido un sueño, ojalá podamos en el próximo torneo competir a un nivel más alto“.

Fatemeh Khalili, jugadora de Irán: “para nosotras estar aquí simplemente es parte del sueño, y haber recibido el MVP es algo enorme para mí, nunca lo voy a olvidar

Moa Hogdahl, jugadora de Noruega: “hemos hecho un gran partido, muy concentradas, y estoy orgullosa de haber formado parte de este momento histórico, ha sido emocionante y emotivo“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.