El Palau de Granollers, historia del balonmano

Si hay un deporte que reina en Granollers, es el balonmano. La ciudad catalana vibra al son del Club Balonmano Granollers y el Palau d’Esports es su templo.

Este pabellón polideportivo fue diseñado por el arquitecto Pep Bonet para la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. El Palau fue sede de los torneos de balonmano femenino y masculino de la cita olímpica excepto de las finales, que se disputaron en Barcelona.

Desde su inauguración en julio 1991, el pabellón se ha convertido en un centro de referencia para el deporte de la ciudad llegando a acoger numerosos torneos regionales, nacionales e internacionales como el TIE de 1991 de balonmano, la celebración de la Copa del Rey de balonmano en la temporada 1993/1994 y en la de 2008/2009, varias finales de la Liga Catalana de Baloncesto, sede también de la Liga Europea de Voleibol femenino, sede del Campeonato del Mundo de balonmano en 2013, así como eventos musicales, congresos y ferias, entre otros.

Pep Blanchart, gerente del Club Balonmano Granollers: “Pocas ciudades que no sean capital de estado pueden presumir de haber acogido una olimpiada y un mundial”, añadió. 

Un largo sin fin de eventos donde del deporte rey ha sido el balonmano, tal es la magnitud y el poder de esta disciplina en la ciudad que cuenta actualmente con dos equipos en la máxima categoría, uno en la Liga Sacyr ASOBAL y otro, en la Liga Guerreras Iberdrola, alimentados por su propia base.

El Balonmano Granollers suma 76 años de existencia por y para el balonmano que le han convertido en uno de los clubes más laureados de la historia. Entro los hitos más importantes de su palmarés está ser el primer club español en disputar una competición europea en categoría masculina en 1959, así como ganar el primer título en una competición continental en 1976.

Es por ello que la ciudad vallesana apuesta fuerte por el balonmano y continúa albergando en el Palau no solo los encuentros de sus equipos sino también sus entrenamientos.

Si por algo se conoce internacionalmente esta ciudad catalana es por la famosa Granollers Cup, un torneo internacional de balonmano base que cuenta cada año con la participación de más de 5.000 chicos y chicas que eligen como destino España para disfrutar en verano de uno de los mejores torneos de balonmano pista. Ni más ni menos que un total de 22 ediciones avalan esta fiesta como un evento policultural que ha logrado ganarse un sitio más que señalado en la agenda deportiva del balonmano mundial.

Por todos esos motivos y muchos más, el Palau de los Deportes será una de las sedes para el Campeonato del Mundo de 2021, motivo por el que la ciudad está realizando un enorme esfuerzo desde que se anunció la candidatura, como ayer comentaba su alcalde Josep Mayoral i Antigas.

2 Comments to “ El Palau de Granollers, historia del balonmano”

  1. […] construido en 1991 para el torneo de balonmano de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, ha acogido multitud de competiciones de carácter nacional e internacional, con el Balonmano Granollers como emblema. En su 30 cumpleaños, el Palau se ha modernizado y […]

  2. […] de volver a jugar y volverme a encontrar con las que eran mis compañeras. Tenía ganas de ir al Palau, echaba de menos tocar la pelota, tener algún contacto.. fue maravilloso porque fue como volver a […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *